Coyoacan



Cerca del 2013 tome estas fotografías en Coyoacan, podrían ver sólo estas fotos y criticarlas, lo cual espero que hagan, pero les voy a contar la anécdota que acompaña a estas imágenes.

En ese entonces no había tenido muchas experiencias peligrosas y siento que era poquito más seguro salir por la ciudad de México cargando la cámara, ese día iba a salir con una chica con la que nunca se me hizo pero a mi me encantaba, llegué al centro de Coyoacan, me coloque en el punto de encuentro 15 minutos antes de la hora acordada, dio la hora, pasaron 20 minutos, paso una hora, tal vez más, pero entonces recibí una llamada, diciendo lo que era más que obvio, ella no iba a llegar, estaba molesto obviamente, pero la verdad es que en esa etapa de mi vida, tampoco tenía mucho que hacer y tampoco tenía muchas expectativas, así que podía haber regresado a mi casa triste y pasar una hora en el transporte público y con las manos vacías, o podía aprovechar el viaje y algo que tenía seguro es que yo estaba dispuesto a ver más de la ciudad y a divertirme fuera acompañado o solo.

Tome mi cámara y empece a tomar fotos a diestra y siniestra, todo lo que pudiera parecer interesante, lugares a los que podría entrar, esculturas que llamaran mi atención gente extraña, pero empezó a llover, así que fui a refugiarme en un café, el café catrina, el cual definitivamente no era el mejor café que había probado, pero con el clima frío, me supo a gloria y me protegí de la lluvia.

Al pasar la lluvia, empece a caminar por la oscuridad de Coyoacan, a tomar fotos, encontré un par de amigos ahí, pero seguí mi camino por que no quería interrumpir su cita. 

La verdad fue una noche bastante leve, divertida, conocí a muchas personas, algunos turistas y tampoco era como salir de alcholico, siendo sincero yo casi no tomo, así que no estaba buscando descontrolarme, pero fue encantadora, regrese a casa sintiendo una extraña satisfacción de haber aprovechado la noche y no quedarme con el mal sabor de boca.



Coyoacán



Entradas populares de este blog

Red District Cabareth

Toronto

Un Unicornio suelto en Toronto